Protege

mi vida

SUPERSANTI

Salva bebés mientras duermen!

En nuestro planeta hay un villano que no distingue país, raza o condición social para quitarle la vida a los bebés menores de 12 meses de edad :LaMuerte Súbita Infantil (MSI), el cual, en Colombia, causa la muerte repentina de al menos un bebé al día.

El 25 de julio de 2011, Santiago Salazar Jaramillo, un bebé de tres meses y medio de nacido, completamente sano y bajo todos los cuidados de su familia, sufrió el ataque del nefasto MSI mientras dormía. A pesar del diagnóstico médico, una lesión neurológica del 95 % por la falta de oxigeno, este megavillano, no pudo derrotar a Santiago; por el contrario, su ataque lo convirtió en un superviviente y Colombia vio nacer a su nuevo y quizá único superhéroe infantil: SúperSanti.

Sobrevivir le dio dos poderes inmensurables a SúperSanti para luchar contra el malvado MSI: fortaleza e información. Él los usa a través de sus padres, Paula y Jaime, sus grandes aliados, quienes llenos de fortaleza recorren Medellín, el Valle de Aburrá y ahora Colombia, para brindar la información con la que enseñan a salvar vidas.

Paula Jaramillo, mamá y principal aliada de SúperSanti, quien, en compañía de otros paladines de la vida, y desde su cuartel general, la Fundación Santi, un Milagro de Vida, lograron que la Liga de la Justicia de los Bebés (la Sociedad Colombiana de Pediatría) declarara al maligno MSI como problema de salud pública y que se creara un grupo de estudio y trabajo para prevenir sus inesperados ataques.

Sueño Seguro  Super Santi protege su vida!  es nuestra campaña nacional de concientización dirigida a cualquier persona que cuide a un bebé. 

 

Su objetivo es crear conciencia sobre el síndrome de muerte súbita del lactante MSI y los consejos probados sobre cómo los padres pueden reducir el riesgo de que ocurra.

Sabemos que una mayor conciencia de un sueño más seguro conduce a una disminución en el número de bebés que mueren. Lamentablemente, alrededor de 1 bebés al día solo en bogotá sin contar el resto del Pais todavía mueren de MSI  y si todos los padres conocieran consejos sobre el sueño seguro, se podrían salvar muchas vidas.

Alrededor de 700,000 bebés nacen cada año en Colombia y tenemos que seguir contactando a todos los nuevos padres con nuestro mensaje de sueño seguro

0-12

La Sociedad Colombiana de Pediatría reafirma su

  compromiso con Súper Santi 

REGLAMENTACION SUEÑO SEGURO

sUEÑO sEGURO

 

 Las niñas y niños menores de un año deben dormir boca arriba durante las siestas y en la noche. Cuando los bebés duermen boca abajo o de lado, corren el riesgo de morir por asfixia.

 

Acueste al bebé, en una cuna o moisés, en la habitación de sus padres o cuidadores mínimo hasta los 6 meses. Las camas para adultos no son lugares seguros para que duerman los bebés.

 

No acueste a dormir a los bebés en sillones, sofás, ni almohadones. Evite superficies blandas.

 

Utilice un colchón firme y ropa de cama ajustada.

 

Retire de la cuna almohadas, frazadas, edredones, peluches, juguetes, ropa de cama suelta, protectores de cuna, cojines, cadenas, baberos, cordones y cualquier elemento que pueda causar asfixia durante el sueño.

 

Evite que el bebé se acalore demasiado con abrigo excesivo. No le ponga gorros ni cobijas pesadas. El área donde duerme el bebé debe estar bien ventilada y a una temperatura cómoda.

 

Ubique al bebé con los pies tocando la parte inferior de la cuna para evitar que se deslice.

 

Si utiliza una sábana o manta liviana para abrigar al bebé, ésta debe estar sujeta o templada entre ambos lados del colchón cubriendo solo hasta la altura del pecho del niño o la niña, dejando los brazos y manos libres y la cabeza descubierta.

 

No utilice colchón anti-reflujo, excepto cuando el pediatra lo indique por necesidades específicas de la niña o el niño.

 

Promueva y apoye la lactancia materna ya que dentro de sus múltiples beneficios se encuentra la reducción del Síndrome de Muerte Súbita Infantil. Las mamás deben acostar al bebé en la cuna después de amamantarlo en la noche.

 

Recuerde: No exponga a las mujeres embarazadas o a los bebés al humo del cigarrillo.

 

Las mujeres embarazadas deben asistir a los controles prenatales en la institución de salud.

 

Los bebés deben tener las vacunas correspondientes a su edad, y las revisiones periódicas en la consulta de crecimiento y desarrollo.

 

Cuando los bebés estén despiertos, promueva y estimule “tiempos de juego boca abajo” supervisados por un adulto responsable.